Seleccionar página

Si al fin lograste adoptar el hábito del ahorro y ya cuentas con un fondo de emergencia que te permita administrar tu dinero de una forma más conveniente, entonces el siguiente paso es hacer que ese capital trabaje para ti. 

Cabe destacar que para que comiences a invertir no es necesario ser un experto en la materia, sin embargo, dominar algunos términos comunes sobre este tema pueden ayudarte a detectar mejor las oportunidades.

Al conocer estos conceptos básicos es importante al momento de realizar una inversión ya que ofrecen las herramientas para evaluar, reducir los riesgos y además, evitarás dejarte llevar por la primera impresión de un producto de inversión. 

En esta ocasión te compartimos algunos conceptos básicos de franquicias que te ayudarán a tener una idea más clara para invertir y tomar las mejores decisiones que se adapten a tus necesidades.

  • Franquicia: Es el formato de negocios que comercializa bienes y servicios, en el cual una persona física o moral concede a el derecho de usar su marca, por un tiempo determinado transmitiendo los conocimientos necesarios que le permitan comercializar los bienes y servicios con métodos establecidos.
  • Franquiciante: Es la persona física o moral, dueña de los derechos de una marca que tiene en su dominio el conocimiento requerido para la comercialización y producción.
  • Franquiciatario: Es la persona física o moral que adquiere del franquiciante el derecho de usar su marca.
  • Know how: Es la  forma de transmitir la  tecnología y experiencias por parte del franquiciante hacia los franquiciatarios para establecer la estandarización de sus franquicias.
  • Unidades franquiciadas: Es el número de franquicias o punto de venta con los que cuenta el sistema de franquicias.
  • Regalía: Es la cuota periódica que el franquiciatario entrega al franquiciante por el uso de la marca, el know how y la asistencia técnica que recibe.
  • Cuota inicial: Es la inversión que paga el franquiciatario al franquiciante por tener el derecho del uso de su marca, así como recibir know how, la asistencia técnica y experiencia en el negocio.
  • Cuotas de publicidad: Son los montos que se aporta el franquiciante y los franquiciatarios para las campañas publicitarias de la marca.
  • Estandarización: Es la implementación de estructuras para operar y controles técnicos al interior de la franquicia que deben instrumentarse para lograr uniformemente las operaciones.
  • Tropicalización: Consiste en adaptar la franquicia a las necesidades del mercado en cada región.
  • Circular de Oferta de Franquicia (COF): Es el documento que contiene la información que el franquiciante debe entregar a sus potenciales franquiciatarios con por lo menos 30 días hábiles de anticipación a la firma del contrato de franquicia.
  • Corrida financiera o Proforma financiera: Es una herramienta que nos permite ver el escenario financiero que se requiere para alcanzar el punto de equilibrio y después el retorno de la inversión, estos son los números teóricos del negocio.
  • Punto de equilibrio: Es aquel nivel de ventas mínimo que iguala los costes totales a los ingresos totales.  Por tanto, el punto de equilibrio no es más que el mínimo necesario para no tener pérdidas y donde el beneficio es cero. A partir de él, la franquicia empezará a obtener ganancias. Este concepto es esencial para saber cual es el mínimo vital para poder sobrevivir en el mercado.
  • Retorno de Inversión ROI: El retorno de inversión o ROI por sus siglas en inglés (Return on Investment), es una de las métricas más populares para determinar la efectividad de una inversión, el tiempo que llevará recuperarla y así determinar si un modelo de negocios es rentable.